Y allí iba yo a conocerte, con la música a toda voz esperando a llegar para bajarme del coche. Mi energía, mi sonrisa y mi fuerza hicieron que brillara esa mueca que te provoqué al verme. 

Me enamoraría de tus ojos, de tus labios, y de ese intenso perfume que  más tarde supe que jamás olvidaría.

Comer a las 12 y media en España es mucho más que raro, ir a Ikea en la primera cita sobrepasa los pensamientos de cualquier persona normal, mirarte en esos pasillos llenos de trastos, fue como mirar a la única estrella de un cielo encapotado.

Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz
Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz

No importan las horas que te conozca, los días ni el tiempo, como tampoco el idioma, ni tu origen de nacimiento. 

Me eclipsas, me enamoras con cada mirada, con tus besos por la espalda, hasta cuando sin querer me tiras el humo del tabaco en mi cara. 

Y pienso, que no has podido llegar a mi vida para marcharte, si has entrado por la puerta grande yo suplico en silencio que no te marches. 

Quiero moverme contigo, hacia el frente, hacia el mismo destino, cogidos de la mano siempre por el mismo camino. 

Aunque en el hayan piedras, algunas grandes y otras más pequeñas. Decisiones importantes, lagrimas, risas y miles de caricias. 

Hacemos el amor en todas partes, en la cocina, en el baño, en el borde de la cama, en el sofá y hasta nos soñamos. 

Construimos las frases a oscuras, nuestras frases bonitas , exprimimos cada momento juntos, intentando parar el tiempo casi consiguiéndolo. 

Me es  imposible enfadarme contigo, me lanzas  la mirada como cuando me dices que estoy loca, silvas en mitad de la discusión, y aunque me den ganas de matarte prefiero siempre besarte. 

Aunque me moje los pies pisando el agua del suelo después de ducharte, sonrío, suspiro y pienso en todo lo que te quiero en este instante.

También podría interesarte: Safe and Sound

Agradecimientos: Imagen de enriquelopezgarre en Pixabay

Mariado Diaz Medina
Últimas entradas de Mariado Diaz Medina (ver todo)