Hace tiempo que el sexo ya no es solo sexo. Estamos viviendo una revolución sexual, y tanto hombres como mujeres están experimentando nuevas prácticas sexuales. Esto también es posible desde que las mujeres han empezado a deshacerse de los tabúes sexuales, conociendo mejor su cuerpo y sacando provecho de su capacidad erótica. Por ello, cosas que antes eran impensables o incluso estaban prohibidas o eran peligrosas, ahora forman parte de los juegos eróticos de muchas parejas. Os dejamos con algunas de ellas para romper con la rutina de la vida sexual. ¿Os animáis a probarlas?

Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz
Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz

Bondage

El bondage es, seguramente, de las prácticas sexuales más conocidas y frecuentadas por las parejas. Consiste en inmovilizar a uno de la pareja atándolo con cuerdas, esposas o cualquier objeto que lo permita y en cualquier parte del cuerpo que se quiera mantener inmobil. Aunque es muy excitante tener el poder de hacer con la otra persona “lo que se quiera”, y también dejarse hacer sin posibilidad de controlar los movimientos del cuerpo, es una práctica que debe realizarse con cuidado para no dejar marcas o quemaduras en las zonas del cuerpo que permanecen atadas.

King out

Si a vosotros lo que más os gusta son los preliminares, estaréis encantados cuando probéis el king out, una práctica en la que solo se permiten besos y caricias de cualquier intensidad. Todo lo que os imaginéis es posible en esta situación, menos la penetración. Si lo que buscáis es aumentar el deseo y recordar las sensaciones de cuando erais adolescentes, ¡tenéis que probarlo!

Dogging

Tener sexo en sitios públicos, dentro de un coche, en el probador de una tienda, en el baño de un restaurante…, es lo que se conoce como Dogging. Y aunque requiere de mucha confianza para sentirse a gusto haciéndolo en sitios públicos, resulta de lo más excitante la adrenalina que te sube por el cuerpo por el temor de ser descubiertos.

Splosh

¿Os gustan las fresas con nata? ¿Y qué tal sustituir las fresas por la piel? El sploshing consiste en embadurnarse o ser embadurnado con comida o cualquier sustancia que humedezca el cuerpo. La experiencia consiste en mirar el cuerpo untado y degustar nata, chocolate, miel, helado, etc… del que hemos puesto encima de nuestra pareja. En esta práctica, la lengua y los labios juegan un papel muy importante.

Role-playing

El role-playing sexual consiste en hacerse pasar por otra persona, meterse en un papel distinto al tuyo. Si tu sueño siempre ha sido ser médico, policía, bombero, maestro, stripper… Lo podrás hacer realidad durante un rato dejando volar tu imaginación y haciendo que tu pareja disfrute de estar “con otra persona”.

Sexo quickie

“Quickie” significa “rapidito” en inglés, y consiste en tener sexo de forma improvisada, sin preparativos y con la ropa puesta. Para los más tradicionales, el lugar puede ser la cama, el coche o la ducha. Y si sois más arriesgados, el ascensor, la última fila del cine o el probador de una tienda de ropa serán los sitios ideales para vosotros. Recordad: cuanto menos planeado, más efectivo.

Agradecimientos a Photo by Pascal Meier on Unsplash

Sandra López Salas