Siempre hablamos de los red flags y las señales que te indican que no estás en el lugar correcto dentro del amor. ¿Pero y si giramos la tortilla y hablamos de los green flags y aquellos hechos que te demuestran que sí estás en el lugar correcto? 

Cada relación es un mundo y no hay ciencia exacta que pueda describirla. Tú y tu pareja creáis vuestra propia relación, vuestra forma de amaros y de ir creciendo juntos.

Es verdad, que aunque no haya ciencia exacta que defina cómo es y cómo hay que vivir el amor, sí que hay ciertos parámetros que definen que formas parte de una relación amorosa. Hoy en día hay muchas formas de amarse y de vivir las relaciones.  Es muy importante saber dónde estás y con quien compartes tu tiempo, para así evitar lastimar tu corazón o herir a la persona que tienes delante. 

A continuación os describimos los green flags del amor:

Puedes ser tu mismo

Es muy importante que puedas mostrarte tal y como eres delante de tu pareja. Con lo bueno y lo malo, y que no tengas que cambiar tu forma de ser y esencia para gustarle. 

Si tu pareja te acepta y te quiere con plenitud definitivamente estás acompañado de la persona ideal para ti, si constantemente te quiere cambiar tu forma de ser, físico u otros, mejor plantéate si esa persona te conviene.

Te sientes respetado

El respeto es la base de cualquier relación, y en el amor juega un papel muy esencial. El respeto tiene que ser mutuo, por ese motivo es muy importante comprender al otro, valorar sus intereses y necesidades. 

Respetar también significa ser tolerante si no piensan igual que tú o tienen diferentes gustos o intereses. Probablemente tengáis diferentes opiniones, gustos o formas de hacer con tu pareja, pero si os comprendéis y respetáis podéis vivir en armonía. El respeto es algo que se puede trabajar y aprender siempre que uno quiera.

Compartís los mismo objetivos y estilo de vida

Si tu pareja quiere vivir en una granja ecológica y utilizar la energía solar y a ti te encanta la vida en la gran ciudad con todas sus comodidades, mejor que os replanteéis vuestro futuro juntos. 

La clave para que una relación funcione a largo plazo es que compartáis el mismo estilo de vida y objetivos para que todo fluya. Es mucho más fácil vivir la relación si todo fluye de forma natural y los dos váis hacia la misma ruta. Por eso en el momento de conocerse es muy importante compartir todos los proyectos, objetivos y forma en la que cada uno quiere vivir su vida. 

Hay compromiso por ambas partes

Una relación es de dos y ambas partes se comprometen a ello. Si la persona que tienes delante claramente quiere compartir su vida contigo y se compromete a cuidar la relación estás en el lugar correcto. No obstante, si uno de los dos no quiere compromiso o no sabe qué quiere a largo plazo, mejor que te plantees si te conviene dedicarle tiempo a algo que no tiene rumbo y que no sabes cómo terminará. 

Comunicáis vuestras emociones, necesidades y todo libremente

Regla número uno de cualquier relación, comunica todo lo que sientes sin miedo. Sea bueno o malo, exprésate y que nada te pare a decir lo que piensas. Si eres capaz de expresarte libremente con tu pareja de lo que sea, tienes muchos puntos a tu favor.

Formas parte de los planes familiares y con amistades

Definitivamente, si la persona que estás conociendo te incluye en todos sus planes familiares y con amistades, esa es una buena señal de que vuestra relación va bien encarrilada. Obviamente, que si te incluye en su vida social y familiar significa que se proyecta contigo a futuro y quiere algo más que pasar un buen momento. 

Os empoderáis mutuamente

Qué bonito que es empoderarse mutuamente cuando estás con alguien. Estar con una persona que te motive a ser la mejor versión de ti, que quiera lo mejor para ti y sea capaz de verbalizar lo valioso que eres, no tiene precio. A todos nos gustan que nos digan palabras bonitas o abrir el móvil y ver un mensaje tipo: – ¡Eres genial!

Sinceridad y confianza

La confianza y la sinceridad son la base de cualquier relación. La confianza se gana con el tiempo  y eso te permite vivir en paz y armonía con tu pareja. Si confías plenamente en tu pareja y los dos sois sinceros podéis llegar a construir una buena relación amorosa y con plenitud.

Hay amor

La clave de cualquier relación amorosa es el AMOR. Sin amor, no hay relación a largo plazo, interés o compromiso. Y vigila no confundas la atracción sexual, el apego o la amistad. Son cosas totalmente diferentes, y a la larga caen. El amor real es aquel que es indefinido, desmedido, un amor que quieres para toda la vida y que nunca se acabe. En el momento que sientas que lo quieres todo con la persona que tienes delante, no la sueltes, y vívelo a tope!

Así que ya sabes, si estás conociendo a una persona y se cumple toda esta lista significa que está viviendo una historia de AMOR. Disfrútala, vívela y ama con todo tu corazón.

Leer más: ¿Es Whatsapp un motivo de conflictos entre la pareja?. La facilidad que tenemos hoy en día para comunicarnos es un punto positivo en según qué casos, como por ejemplo cuando nos encontramos en una relación a distancia, pero el querer respuestas inmediatas también pueden traer consigo pensamientos negativos.

Agradecimientos a: Mohamed Chermiti en Pixabay

Estefania Mantas Mansilla
Últimas entradas de Estefania Mantas Mansilla (ver todo)