5 hábitos para vivir un amor saludable y duradero

Puede que ames mucho a tu pareja y a su vez sientas que esa relación no es exactamente lo que esperas, y que después de tantos años está algo desgastada, ¿no crees, entonces, que es hora de cambiar? de lo contrario, podemos asegurarte que pasará otra década delante de tus narices en menos de lo que tardarías en leer este post y para entonces ya tendrás cuarenta años.

Busco pareja estable
Busco pareja estable

Por eso, desde Zhazz queremos compartir contigo los 5 hábitos necesarios para que esto no te ocurra y construir, junto a tu pareja, un amor saludable y duradero.

Este post es para ti si: eres el que procrastina tus hábitos en relación a la pareja, es decir, aquel que deja para mañana las caricias, los mimos, la escucha, porque cree que no es importante y necesario; como para aquel que no para de hacer cosas para el otro y el cual se comporta pasota; como para ese otro para el que da comienzo una relación que espera dure mucho tiempo. Estés de un lado o del otro, te interesa lo que vamos a contarte -y mucho-.

No te asustes, es normal que la rutina pueda apoderarse de tu bienestar, no eres el primero ni el último, para todo hay etapas y debes saber que la felicidad es fluctuar en una línea continua de espacios llenos de sentimientos positivos y también negativos, es un estado constante y a veces también duele,  lo importante es saber qué hacer con ellos y cómo afrontar cada situación, y esto no depende de nadie más que de nosotros.

Así que para empezar te diremos que pares, que dejes de dar vueltas a esa cabecita, has llegado justo donde debías llegar y ahora es el momento de construir.

Ya es hora de pensar diferente para lograr vivir una vida en pareja más alentadora y saludable, ¿no crees?, acaso, ¿no te lo mereces?Te aseguramos que, una vez sepas cómo no querrás otra forma de vivir, porque sí te lo mereces y si tú no estás convencido de ello lo primero que tienes que hacer es grabarte esta frase en la frente:

“Mientras mejor me quiera,mejor me querrán los demás”, así que te lo mereces y mucho.

Aquí van las 5 premisas que creemos serán fundamentales para mantener una pareja saludable, feliz y duradera. Si, es cierto, podríamos configurar una mayor, pero sería interminable, y te aseguramos que poniendo en práctica estos cinco puntos, trabajarás con ellos en pro de un camino más claro y revelador, y esto en el amor se agradece.

1. Muéstrate tal y como eres desde el principio

Muéstrate tal y como eres desde el principio
Muéstrate tal y como eres desde el principio

Si lo haces te aseguramos que tu pareja te lo agradecerá, no hay cosa que más guste a las personas que la naturalidad y la honestidad, entenderemos así quién es la persona que tenemos delante de una forma más clara y será la manera más justa para ambos de valorar sin dobleces qué hay en el otro. Esto implica una comunicación abierta, fluida, donde la verdad sea la premisa principal y el diálogo la práctica fundamental para entender y querer las partes fuertes y débiles de cada personalidad.

Porque mostrarte tal y como eres es respetar quien habita en ti y por ende, en los demás. A su vez también implica CERO MENTIRAS, y esto, grábatelo en la mente, porque es como aquello que dicen que “sólo hay una oportunidad para causar una primera buena impresión” si mientes una vez, eso quedará grabado en la mente de tu pareja y no sólo eso, si no que creará la primera brecha en la pared de vuestro confortable hogar, donde se supone habita el amor, y ya se sabe que las grietas no dejan de ser grietas sólo por taparlas con algo de cemento, porque lo que hacemos es construir muros sólidos, no tapar grietas frágiles.

2. Procura conocer al otro tanto como a ti mismo

Procura conocer al otro tanto como a ti mismo
Procura conocer al otro tanto como a ti mismo

Debemos hacerle sentir al otro que es una persona extraordinaria, precisamente por eso la elegiste, por ser diferente. Así que para que tu relación sea saludable, feliz y duradera, debes entender que los principios fundamentales de bienestar para la otra persona, son tan importantes como los tuyos, debes procurar conocer del otro aquello que le gusta, que le hace sentir bien, que le llena, al igual que lo contrario, aquello que no le gusta. Y no procrastinar nunca, porque qué sentido tiene saber que algo puede gustar a la otra persona y no hacerlo, te imaginas a tu pareja tirándote todos los días de la oreja cuando tú lo odias, qué sentido tiene, pero te la imaginas haciéndote cosquillas mientras veis una peli, ¡que placer! ¿verdad? Pues haz lo mismo con ella cada día.

3. Tener confianza en la otra persona tanto como confías en ti

Tener confianza en la otra persona tanto como confías en ti
Tener confianza en la otra persona tanto como confías en ti

No hay nada más bonito y saludable que confiar en tu pareja tanto como confías en ti mismo, si has puesto los anteriores puntos en juego, entonces la confianza es algo que, sin duda, se reforzará entre vosotros.

Saber amarnos a nosotros mismos y querernos como un ser individual que no necesita de otra persona para ser feliz está bien, pero, a quién no le gusta que en ese momento en que alguna vez todos hemos flaqueado, haya alguien ahí, para nosotros. Por eso es importante tener un punto de apoyo, aquel que nos conozca tanto que casi se adelante a nosotros para hacernos sentir bien cuando estamos derrotados.

4. Hazla sonreír y mucho

Hazla sonreír y mucho
Hazla sonreír y mucho

Un estudio asegura que si te ríes cada día, no sólo estas mejorando tu sistema de salud, si no los de aquellos que te rodean, los que te ven reír y los que ríen contigo, y qué mejor manera de hacer sentir bien que reír todo lo que podamos. Ríete de ti, de los otros, pero reíros juntos. Porque no sólo estaremos favoreciendo nuestra salud y seremos más felices, si no que generará una cadena de bienestar diario, donde por simpatía desecharemos lo malo y atraeremos el buen rollo, y eso, ¿a quién lo le gusta?

5. Tener buen sexo

Tener buen sexo
Tener buen sexo

Es importante en este punto, que todas las premisas anteriores entren en juego, aquí debes poner en práctica la comunicación, el respeto, la confianza y la risa.

¿A qué esperas? El amor viene, pero como viene se va, la llama se enciende y con un viento se apaga, así que date vida y ama, porque si amas de verdad será tiempo vivido. Y como decía aquella frase de L.E.

“Hoy mi amor serás mi huerta,cosecharé tu corazón y haré que florezca”.


Que así sea.