Lo primero y más importante de todo: ambas partes de la pareja tienen que hacer el esfuerzo. Si uno de los dos pone todas las ganas para que la relación funcione y sigue todos los consejos pero el otro no está por la labor, la relación fracasará.

Te damos consejos para mejorar tu vida en pareja

Sed flexibles

Ser flexible empieza por dejar de lado las necesidades personales y atender a las de tu pareja. Hazte una pregunta a ti mism@, ¿estarías dispuesto a dejarlo todo por esa persona? 

Todo tiene un límite, claro está. No vas a ser ese genio de la lámpara y cada vez que frote aparezcas para satisfacer sus deseos. Pero sí es importante que te des cuenta de esas pequeñas cosas que pueden ayudar mucho si se atienden y se les presta atención, sin dejarlas pasar de largo. 

Llegar a casa después de 12 horas trabajando y tener que hacer la cena, duchar a los niños, preparar la comida del día siguiente, ducharte tú y hacerlo todo sol@. ¿Qué tal un poco de ayuda? ¿Mejor, no? Si cuando cruzas la puerta hacia tu hogar, dulce hogar, y al menos una de esas tareas de la lista está hecha, ya es una carga menos con la que lidiar esa noche. Pues eso, eso es flexibilidad y eso ayudará a que empiece a mejorar vuestra relación. ¡A por ello!

Descubre personas con las que compartir más de una noche | Zhazz
Vente a Zhazz

Comunicaos

El “me enfado y no respiro” no es una solución para la relación. Ni al principio, ni cuando llevas años con esa persona. Lo más importante, y ya lo hemos repetido muchísimas veces en Zhazz, es la comunicación.

Siguiendo con el ejemplo que hemos puesto anteriormente, si llegas a casa y ves que no hay nada hecho, tienes que decírselo. Porque solo así os podréis empezar a entender y a conocer las necesidades que tenéis y que necesitáis que sean un poco más atendidas por la otra parte.

Si os pedís las cosas razonablemente y las presentáis de manera racional, seguramente consigáis aumentar la flexibilidad de ambos, gracias a la comunicación. Aunque, dejadnos avisaros que… Si tienes entradas para ir al teatro la noche del clásico y tu pareja es fanática del fútbol, ​​¡buena suerte! La mayoría de l@s aficionad@s al fútbol no son tan flexibles.

Dedicaos tiempo el uno al otro

Tiempo. Para crear una buena relación se necesita tiempo. Hoy en día vivimos acelerados, llevamos puesta una marcha de más durante las 24 horas del día y no nos paramos a observar lo que tenemos alrededor, porque no tenemos tiempo para ello. Hazte una pregunta, ¿le estás dedicando el tiempo que se merece a vuestra relación? Trabajar y dormir son las dos actividades a las que más horas le dedicamos, pero también deben existir ratos de ocio, de cenar juntos, de ver una película…

No podéis esperar a que vuestra relación mejore si no la “alimentáis” de las pequeñas cosas que hicieron que os enamorarais, en su día, el uno del otro. Debéis aprender a poner vuestra relación en primer lugar, a priorizarla. Cuanto más tiempo le dediquéis, más recompensas obtendréis del otro. Porque pasar tiempo juntos os hará sentiros más valiosos y queridos. Y eso, a largo plazo, se traducirá en una conexión más estrecha que os hará sentir mejor a ambos.

Este relato forma parte de Hamor, la sección de nuestro blog en el que escritores amateurs nos cuentan sus historias más íntimas. ¿Te animas?

Este relato forma parte de Hamor, la sección de nuestro blog en el que escritores amateurs nos cuentan sus historias más íntimas.
Con la h de tu propia historia.

Agradecimientos a: Photo by manu mangalassery from Pexels

Sandra López Salas