Estamos viviendo momentos difíciles; momentos complicados. El COVID-19 nos ha pillado a todos por sorpresa, y nuestra misión ahora es la de adecuarnos a esta nueva situación; pero, no estamos teniendo en cuenta un factor que no ha desaparecido de la ecuación: todavía quieres encontrar el amor.

Hasta hace unas semanas tu vida seguía el mismo curso de siempre: te levantabas, ibas a trabajar, te ponías al día de las desgracias ocurridas en el mundo y llegabas a casa con la ilusión de prepararte para ir al deseado encuentro. 

Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz
Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz

Ha sido así durante mucho tiempo, y mientras algunas citas en el bar de la esquina o yendo al cine terminaban en un intercambio de perfiles en redes sociales (el darse el número de teléfono en el año 2020), otras compartiendo una cena o dando un paseo por el centro de la ciudad simplemente se marchitaban con un “Ya nos veremos”. Qué le vamos a hacer, así es la vida.

El dilema aparece cuando te encuentras encerrado entre las cuatro paredes de tu apartamento, pero sigues con las mismas ganas de llegar a conocer a tu media naranja. Estás en todo tu derecho, y hablar por chat con todos tus “match” es algo que resulta cómodo y fácil de cumplir, ¿no? Al fin y al cabo, no resultaría moralmente correcto encontrarte con esa persona en este preciso instante que debemos ser conscientes de la situación que nos rodea. Pero vamos a ser honestos, todos sabemos que una conversación que se basa simplemente en intercambiar unas sensuales palabras al día es probable que no llegue a ningún tipo de puerto. 

Debemos dar un paso extra, ser más inteligentes que el virus y ganarle la batalla del aislamiento. ¿Por qué no hacer una video llamada? Sí, estamos de acuerdo en que no es lo más habitual para una primera cita; incluso se puede entender que resulte embarazoso introducirse de esta manera a alguien a quien te gustaría seducir e impresionar, pero oye, también puede resultar una manera divertida y entretenida de vivir este primer acercamiento.

Al fin y al cabo, ambos os encontraréis en la misma situación, y solo hace falta romper el hielo con un “estás que te sales de la pantalla”, por ejemplo, para darse cuenta de que puede llegar a ser una situación de la que sacar una divertida anécdota en vuestra segunda cita

De la misma manera que si salieras a tomar algo, es importante mantener unos mínimos a la hora de presentarte a través de dicha video llamada:

  • No tengas la casa hecha un cuadro, a nadie le gusta encontrarse toda la ropa acumulada encima de la cama cuando lo que pretendes es dar una buena impresión
  • Tómate tu tiempo y arréglate, siempre siendo fiel a tu estilo y tu comodidad. Al fin y al cabo, se trata de un primer contacto en el que la persona otra persona podría sacar centenares de premisas, positivas o negativas, según como vayas a presentarte. Tu personalidad debe estar servida en bandeja para dejar claro quién eres como persona, pero ni se te ocurra fijarte solo en la parte superior del cuerpo; imagínate que debes ir al baño y en media conversación te levantas y la persona con la que te estás conociendo se da cuenta de que llevas los pantalones del pijama. Podría llegar a pensar que no le has dedicado tiempo y que no le has dado la importancia merecida a este momento.

Manteniéndonos en este momento de “brainstorming” o “lluvia de ideas” si lo traducimos a nuestro idioma, algo que podría resultar ameno sería crear una situación escénica en la que ambos os permitáis el lujo de olvidaros de la mismísima video llamada. Podéis imaginar que os encontráis en vuestra cafetería favorita mientras os preparáis vuestras bebidas y creáis un ambiente del que ya se podría extraer una conversación interesante. “¿Qué te has preparado?” “¡Qué pinta tiene eso!” “A ver si tengo suerte y me lo preparas algún día en persona”.

Lo único que debéis hacer es echarle creatividad y aprovecharos del confinamiento para arriesgaros a hacer cosas nuevas de las que puedes sacar maravillosas historias. 

Es lo que nos gusta en Zhazz, empujar a nuestros socios y socias a dar ese temido paso del que luego con el tiempo verás como algo prácticamente natural. Creemos en el amor, ya sea quedando para ir al museo o para poneros a al día a través de la pantalla del ordenador o del teléfono, pues lo importante es que estéis dispuestos a conoceros.

Venga, tan sólo hace falta que hagas un “click” para que al otro lado de la pantalla aparezca la persona de tus sueños.

También podría interesarte: Te gusta escribir. Envianos tu relato

Agradecimientos a: Photo by bongkarn thanyakij from Pexels

Sergi Judici Buqueras