Sandra López Salas

Grado de Publicidad y Relaciones Públicas, especializada en el mundo de la comunicación, el marketing digital y las redes sociales.
Colaboro de forma habitual con Zhazz redactando artículos relacionados con el mundo de la pareja con temas concretos sobre la convivencia y la tolerancia.
Sandra López Salas

Si ya es difícil de por sí encontrar a tu media naranja, en la recta final de la vida lo es todavía mucho más. El motivo principal de la búsqueda de amor en edades más tardías se traduce con el miedo a la soledad. Por ello, las personas mayores huyen de ella buscando amor, compañía, cariño y, ¡por qué no!, deseo sexual.

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), la esperanza de vida en España es la segunda más alta de Europa, siguiendo muy de cerca a Francia. Y según los psicólogos, las experiencias amorosas en la tercera edad son muy distintas a las de la adolescencia, pero se parecen bastante a la de los adultos. El punto más parecido es la existencia de sexo. Porque sí, también hay sexo entre las personas de edades más avanzadas, aunque cada uno lo viva y lo practique a su manera y bajo sus posibilidades.

Ser de edad avanzada no equivale a no poder disfrutar del sexo, solamente se tiene que encontrar la mejor forma para practicarlo, en la que ambos se sientan a gusto, pues está claro que la movilidad y la resistencia no son las mismas, entre otros aspectos. De hecho, un informe realizado por la (semFYC) Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, afirma que un 60% de los españoles mayores de 65 años practican sexo mínimo una vez por semana.

Antes, practicar sexo cuando tu DNI dejaba claro que tenías más de 65 años era tabú. Pero algunos aspectos como el aumento de la esperanza de vida que ya hemos comentado y los cambios culturales que han ido habiendo con el avance de la sociedad han favorecido que el sexo entre estas personas se practique incluso con más frecuencia que en el pasado. En este colectivo no solo entran los matrimonios casados desde hace años, sino también personas solteras y que se han quedado viudas.

Expertos aseguran que el deseo sexual no desaparece cuando uno se hace mayor, pero hay que tener claro que para disfrutar de él nos tenemos que adaptar a los cambios y condiciones físicas que van surgiendo con la edad. Y hablando de edad, es posible que existan otros factores que dificulten la práctica del sexo como pueden ser las enfermedades o los medicamentos, que son más frecuentes en la gente mayor. Pero aun así, existen tratamientos para poder seguir disfrutando de una vida sexual activa. Dicho esto, hay que tener en cuenta que todas las personas no viven igual el envejecimiento. Si bien a las mujeres les empieza a afectar cuando les llega la menopausia y a los hombres a partir de los 60 con la eyaculación, existen tantos casos como personas hay en el mundo y como defendemos desde Zhazz, la edad es solo un número, porque realmente se lleva por dentro.

Busco pareja estable
Busco pareja estable