Últimamente las redes sociales marcan nuestra forma de comportarnos y relacionarnos con los demás. El uso de apps de ligue son ya más comunes, que sonreír y acercarte para charlar con quien te ha llamado la atención mientras tomabas un café o una copa.

Incluso para hacer amistades, hoy es tan complejo conocer gente como antes lo hacíamos, simplemente hablando cara a cara, coincidiendo en bares, gimnasios o en la calle, ahora es casi imposible encontrar un grupo de gente o una pareja sin acudir a una web, un foro o una aplicación.

Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz
Los rollos son un rollo, y lo sabes. Vente a Zhazz

Pero, ¿qué pasa cuando crees que la has encontrado, pasáis unas semanas o meses estupendos juntos y de repente, desaparece?

Todo iba bien, estamos totalmente convencidos, pero ya no contesta, te ha bloqueado y no consigues dar con esa persona más. ¿Se la ha tragado la tierra? No, amigos, se ha convertido en fantasma. El ghosting, como se le llama actualmente, sí, somos todos muy cool con los términos…

Consiste en dejar de repente la relación con una persona, y desaparecer de su vida sin dejar rastro, en lugar de sentarse a hablar y al menos, despedirse. La persona que sufre ésto, siente un vacío, una inexplicable sensación de rechazo y abandono que tarda en cicatrizar, porque no sabe si duele más el abandono, o el hecho de no saber el porqué ha sucedido.

Es tremendamente cruel para quien lo sufre, incluso puede generar miedos o traumas en sus siguientes relaciones.

A veces me pregunto, si la persona que lo hace siente alivio, miedo o remordimiento y os pregunto: ¿Por qué creéis que cada vez se dan este tipo de situaciones con más frecuencia? Os digo lo que creo: Porque cada vez asusta más querer a alguien y comprometerse y antes que reconocerlo, es más fácil huir aunque sea así, haciéndose pasar por un fantasma… O espera, ¿igual ya lo eran desde que escribían detrás de la pantalla? Pasen y opinen, que como pocas cosas ya en esta vida, es gratis.

También podría interesarte: Benching: ni contigo ni sin ti

Agradecimientos a Photo by Krists Luhaers on Unsplash

Esperanza Toral