No hay nada más bonito que un abrazo sincero. Todos sabemos qué es un abrazo y cómo darlo, ¿pero nos hemos parado a pensar en los beneficios que aporta? ¡Descúbrelos y nunca dejes de abrazar!

Abrazar significa muchas cosas. En un sentido metafórico, podemos traducirlo como la acción de acariciar el alma de la persona a la que rodeamos con nuestros brazos y le proporcionamos un refugio en ellos. Es un gesto pequeño, sí, pero a la vez muy grande y lleno de emociones que, durante los segundos que pueda durar, se multiplican.

Todos sabemos qué es un abrazo, pero vamos a conocer la definición más literal que nos proporciona la RAE: estrechar entre los brazos en señal de cariño. Podemos considerarlo como un medio más de comunicación, en el que no es necesaria la palabra, pues en muchas ocasiones, el propio acto ya demuestra mucho más que toda la comunicación verbal del mundo.

Pero más allá de la teoría… Desde Zhazz nos preguntamos si alguna vez os habéis parado a pensar en lo que conlleva la palabra “abrazarse”.

Más de una y de dos sonrisas se instalan inmediatamente en nuestra cara cuando pensamos en aquellos recuerdos en los que hay presente un abrazo. Porque la mayoría de veces, un abrazo es el mejor consuelo, el mejor acto de cariño, el mejor regalo o aquella respuesta que tanto necesitábamos encontrar. Entendemos un abrazo como sinónimo de felicidad, ya que es capaz de hablar el lenguaje del corazón, traspasando cualquier barrera que nos impongamos ante cualquier situación.

La mayoría no ponemos atención a los pequeños detalles y no nos damos cuenta de lo grandes que nos hacen sentir. Un abrazo es, entre otros, uno de esos pequeños gestos que no deberían faltar nunca, incluso deberíamos hacerlo más a menudo, tanto a seres queridos como a personas que no conocemos. Así, porque nos apetece, y punto. Porque todo aquello que proporciona bienestar y siempre será algo positivo, ¿por qué no lo aprovechamos más?

Cada abrazo que se da es con una intención diferente: depende del motivo, la situación y la persona. Aunque lo importante no es solo recibir abrazos, sino también darlos, e incluso pedirlos si fuera necesario.

Un abrazo solo aporta beneficios, en ninguna situación puede entenderse como algo perjudicial. Por ello, desde Zhazz entendemos este acto como un arte del que es imposible prescindir. Algunos de los beneficios más reconocidos son:

  • Disminuye el estrés
  • Aporta tranquilidad
  • Te da la sensación de seguridad y protección
  • Mejora nuestras relaciones interpersonales
  • Ayuda a mejorar nuestra autoestima
  • Transmite fuerza y energía positiva

La mejor respuesta a todo este listado es comprobarlo de primera mano. Así que ya sabéis, cuando estéis abrazando o alguien os esté abrazando a vosotros, sentidlo más que nunca y veréis cómo se van transmitiendo cada uno de los beneficios que aquí os contamos.

¡Feliz día abrazable para todos!

Gracias a: Pixabay

Sandra López Salas