Las horas pasan casi sin darnos cuenta, ya inmersos en la rutina del día a día y al mirar por la ventana descubrimos como la noche nos sorprende un poco antes de lo esperado. Es así, de esta manera, como el otoño llega a su máxima expresión durante el mes de noviembre.

Es así, de esta manera, como el signo de Escorpio que nos habla de la noche, oscuridad, regeneración, muerte, transformación, sexo, magnetismo, magia, llega en esta etapa del año… no podía ser otra.

Una época en la que nos encontramos, “curiosamente” la festividad de todos los santos y de los difuntos. En la franja zodiacal de Escorpio…no podía ser otra.

Buscar pareja - ZHAZZ
Buscar pareja – ZHAZZ

Uno de los planetas que gobierna Escorpio es Plutón, curiosamente también en mitología romana, es el Dios del inframundo. Por ello los Escorpio deben traspasar las fronteras de lo conocido y adentrarse en su mundo interno para encontrar su verdadero tesoro. Aquí reside su verdadero poder: en comprender lo oculto para poder ser desvelado.

Por ello, hay muchos psicólogos y psicoanalistas de este signo, ya que son los grandes alquimistas; nos ayudan a convertir nuestra sombra en nuestro mayor don.

Escorpio vive el día a día con una intensidad extrema, no hay términos medios, ni escalas de grises, necesitando llevarse al límite para poner a prueba su propia naturaleza. Y cuanto mayor es la prueba, mayor número de recursos descubren de sí mismos.

La fuerza y la pasión con la que siente, le hace a menudo reprimirse y controlarse pues no le resulta fácil mostrar sus sentimientos de una manera espontánea en nuestra sociedad.

Por este poder de control a veces escondido, Escorpio no suele gozar de muy buena fama, la cara negativa de Escorpio es el intento de transformar a lo demás en beneficio propio, sin transformarse a sí mismo… sin embargo, hay que recordar, que todos tenemos los doce signos en nuestra carta natal y que algún área de nuestra vida la viviremos con la intensidad con la que lo hace Escorpio.

Es un signo de agua, pero no el mar abierto de piscis o el arroyo que corre alegremente de cáncer. Escorpio sería como un pantano, que cuando se abren las compuertas, surge un  torrente de agua, que primero arrasa con todo lo que encuentra a su paso, pero después da paso a una nueva vida.

Escorpio es de ideas fijas, por ello es muy difícil hacerle cambiar de opinión o apartarle del camino que ha elegido. Con fuerte valores que defenderá hasta la muerte, porque así es su manera de sentir, intensa y pasional.

Nos encontramos al superviviente del zodiaco, capaz de sobrevivir en muchos casos a situaciones que otros signos no serían capaces. Tiene un poder de transformación extraordinario y como el ave fénix, posee la habilidad de resurgir de sus cenizas, totalmente renovado.

Frecuentemente, las personas de este signo han tenido algún contacto sutil o muy directo con la muerte, por lo que se han forjado de una armadura protectora, para que no se les pueda herir…

Escorpio no tiene miedo a la muerte, su mayor miedo es la vida, porque no sabe con qué se puede encontrar y todo lo que sale fuera de su control, le resulta un peligro.

Es un signo de gran profundidad, no les gusta quedarse en la superficie, necesitan saber siempre qué hay en el fondo de cualquier cosa. Además la regencia de Plutón le añade una necesidad imperiosa de extraer de las profundidades de lo viejo, una nueva vida.

Nuestra sociedad precisa de personas capaces de luchar desde dentro, con la mirada puesta en mejores horizontes. Desde dirigentes políticos, jefes de empresa hasta el más humilde trabajador. Escorpio siempre nos asombrará por su fortaleza y dureza para consigo mismo.. y nos enseñará cómo poner en marcha nuestra propia capacidad de transformación interna.

Un ejemplo de Escorpio fue Pablo Picasso, que nos dejó una de sus mejores obras “El Guernica” la cual constituye un alegato genérico contra la barbarie y el terror de la guerra.

También podría interesarte: PISCIS, sanador o víctima

Isabel Soriano
Últimas entradas de Isabel Soriano (ver todo)