Los nuevos tipos de relaciones actuales

Nuevas formas de amar. ¿Cuál es la tuya?

El concepto que muchos todavía hoy tenemos del “amor” está más bien obsoleto, lo cierto es que las relaciones evolucionan y, hoy en día, hay distintas formas de entender esta palabra. Hace tiempo que ya no está de moda el matrimonio clásico y, mucho menos, la unión de una pareja para toda la vida como única opción. El compromiso y la organización de una pareja ha cambiado, y hoy en día existen distintas relaciones que rompen con la idea convencional.

Los nuevos tipos de relaciones actuales

El principal motivo de esto radica en que pedimos demasiado a nuestras parejas. En nuestra cabeza pensamos en un cuento de hadas que, cuando se traslada a la realidad, desaparece, mientras que nuestros pensamientos siguen buscando a esa persona perfecta que nos complemente. El objetivo de encontrar el amor ya no es sobrevivir juntos, sino que esperamos que el otro nos llene completamente y satisfaga cada una de nuestras necesidades que, cabe decir, cada día son más.

Así es como aparecen en la actualidad distintas maneras de vivir una “relación” en pareja, más allá de la idea de ser uno y vivir eternamente enamorados en un compromiso mutuo. A continuación, te mostramos las distintas opciones en las que apuesta la gente para su día a día en lo que al amor se refiere.

Relaciones Flexisexuales

Entre las relaciones que tradicionalmente conocemos y las relaciones abiertas se encuentran las relaciones flexisexuales: chicas bisexuales que se juntan con chicos que pueden o no serlo también. Lo más característico de estas relaciones es el sexo: una continua exploración hacia lo desconocido, buscando nuevas experiencias y, además, los que lo practican suelen tener los roles intercambiados.

Relaciones Híbridas

Este tipo de relaciones consiste en que uno de los miembros es monógamo, es decir, está comprometido únicamente con la persona que tiene al lado, mientras que ésta, a su vez, puede mantener relaciones esporádicas con terceras personas, siempre con el consentimiento de su principal pareja, por lo que no se trata de ninguna infidelidad.

Citas múltiples

Antes de elegir a una persona con quien compartir el día a día, muchos optan por abrir varias puertas y lanzarse a todas las oportunidades posibles para poder probar antes de la elección final. Una de las características más destacables de estas relaciones es que puede que la otra persona no esté al corriente de lo que su “cita” está llevando a cabo antes de decidirse, lo que puede resultar un conflicto si finalmente acaban estando juntos. Las redes sociales y distintas aplicaciones para encontrar pareja son los canales perfectos para las citas múltiples.

Swingers

Cada vez son más los locales y clubs swingers, conocido también como los locales de “intercambios de pareja”. Son espacios que adpotan el lujo y la exclusividad para aquellos que puedan permitirse una relación liberal y tengan ganas de experimentar.

Poliamor

Este tipo de relaciones se basa en el ideal de que el amor no tiene por qué entregarse únicamente a una persona, y con esto no nos estamos refiriendo al aspecto sexual, sino a los sentimientos que van más allá. Son personas que llevan relaciones simultáneas, obviamente con el conocimiento y consentimiento de todos los que forman parte de la relación.

Los nuevos tipos de relaciones actuales

Es evidente que el avance de la sociedad supone también avances en aspectos tan tradicionales como el del amor, del que se pasa de las relaciones tal como las conocemos a existir incluso locales exclusivos para poner en práctica distintas modalidades dentro de una misma relación. Aun así, cabe decir que hay muchas personas que, estando en una relación, no comparten estos ideales y también muchas otras en las que uno de la pareja quiere experimentar nuevas vivencias mientras que el otro no.

El amor tradicional ha desaparecido en muchos casos, dejando paso a nuevas formas de amar y a una búsqueda de nuevas sensaciones. Y no podemos decir que esto sea o no lo correcto, pues lo que manda por encima de todo son los sentimientos y lo que realmente nos hace feliz.

¿Qué es esto de la “Bisexualidad”?

Te sientes extraño. No sabes qué te pasa. Te gustaría poder decir quién eres verdaderamente, pero las dudas hacen de ti un saco lleno de emociones sin poder controlar. Además, también querrías sentirte amado/a, y que tu cuerpo parezca electrocutarse cada vez que “esa persona” se acerque a ti, pero no pasará; al menos mientras no sepas quién eres en realidad.
La sociedad te ha enseñado que debe ser o blanco o negro, que el gris es tan solo una fase, y que al final no habrá más remedio que decidirte por uno de los dos. Qué equivocados están, ¿verdad?

¿Qué es esto de la “Bisexualidad”?

En este segundo artículo destinado a la comunidad LGTB queremos presentaros la “categoría” que todavía, en esta nuestra sociedad, padece el desconocimiento de una gran parte de ella. Señoras y señores, os presentamos a la “B” de “LGTB”; la Bisexualidad.
Resulta muy probable que seáis conocedores del significado de este concepto, de cuáles son los gustos de una parte de las personas que habitan en este preciado planeta. Bien, pues en el libro escrito en 2007 bajo el título de “Bisexual health: An introduction and model practices for HIV / STI prevention programming” se define la bisexualidad como “la capacidad emocional, romántica y/o atracción física hacía más de un sexo o género”.
Esta, como muchos otros aspectos de la vida, es un tipo de sexualidad sobre la cual todavía existen muchas dudas que no han sido aclaradas. Un ejemplo para que esto sea visto de manera clara es que aún hay colectivos, incluso dentro de la comunidad homosexual, que no están de acuerdo en reconocer la bisexualidad como una orientación sexual, pues lo ven como un estado de transición en la que una persona pasa de ser heterosexual a ser homosexual; es decir, que entienden la bisexualidad como un momento de la vida de una persona en la que todavía no se siente preparada por admitir ante la sociedad que se siente atraída por las personas de su mismo género, y que pasando por una primera fase en la que se mezclen ambos sexos puede parecer “menos grave” o “menos impactante”.
Sí, es verdad que ha habido diferentes personajes públicos que han utilizado esta “estrategia”, a priori probablemente para averiguar si podrían o no perder seguidores, y en el momento que han sido testigos del apoyo de sus fieles, han decidido acabar de reconocer lo que era evidente, que en realidad eran homosexuales.

Pero, aun así, también son muchos los que podrían tener una relación tanto con un hombre como con una mujer. Se trata de personas con cierta sensibilidad que pretenden ir más allá de lo que resulta común, y que creen que el poder de una paleta de colores reside en la mezcla de los colores primarios.

La bisexualidad ha sido algo presente en nuestras vidas desde los inicios de la propia humanidad. Personajes históricos como César o Alejandro Magno son de los primeros bisexuales declarados como tal ante el mundo.
Tal y como recoge la página web www.cuidateplus.com, “el término bisexual como tal no aparece hasta 1890 en la literatura biológica, ya que hasta entonces se conocía como “estado de intersexualidad patológica” a falta de un término con el que determinar la orientación”.
De hecho, uno de los primeros científicos en hablar del tema fue el propio Sigmund Freud, el cual concluyó que en el momento en el que nacemos todas las personas somos bisexuales, y no es hasta el momento que se desarrollan nuestros órganos sexuales en su plenitud que desconocemos si viviremos nuestra vida como heterosexuales u homosexuales. Es lo que identificó como “bisexualidad innata” y acabó definiendo como una etapa que se debe vivir hasta una sexualidad definitiva.

¿Qué es esto de la “Bisexualidad”?

El caso es que se trata de un tema generador de debate, de eso no hay duda, pero la verdad es que el tiempo ha permitido darnos cuenta que los estudios de Freud no estaban en lo correcto, y que la bisexualidad sí que existe.
Lo explica Esperanza Montero, presidenta del COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid) en una noticia publicada el año 2014 en el diario “El País” con las siguientes palabras: “La realidad es que la bisexualidad existe. Es una orientación madura y tan válida como la homosexualidad y la heterosexualidad, pero somos educados en un contexto en la que no se considera una opción válida […] De hecho, las personas bisexuales sufrimos en el proceso de descubrir quiénes somos porque nunca se considera una opción real. La mayor parte hemos pasado por creernos hetero, homo y, finalmente, aceptar que somos bisexuales”.
Y sí, cuando la presidenta de esta ONG habla de “la mayor parte”, también se está refiriendo a los hombres bisexuales, otro de los temas a discutir dentro de este paradigma, pues es vox populi que son más mujeres que no hombres las que se identifican como bisexuales, quizás por ser un género más profundo, más emocional que el masculino (si nos centramos en los estereotipos de cada género), pero es cierto que “estamos acostumbrados” a escuchar más frecuentemente que algunas mujeres tienen la necesidad de “experimentar sexualmente” mientras pasan por la universidad. Y es perfectamente entendible.
Por otro lado, parece que cuesta más comprender como un hombre puede sentirse atraído por ambos sexos, que puede mantener relaciones con una persona con pene y otra con vagina. ¿Por qué se les atribuye este desconcierto en mayor grado a los hombres?

Resulta evidente que para justificar este hecho se podrían mostrar multitud de pruebas científicas, pero a estas alturas de la vida, ¿resulta necesario probar científicamente lo que uno siente? Por muchas encuestas, por muchos análisis, una persona con bata no puede descifrar numéricamente los sentimientos de una persona que lo único que quiere es compartir su vida con otra, sea esta del sexo que sea, fijándose en lo que de verdad importa: si te cuida, si te hace reír, si te hace sentir la persona más feliz del mundo o, sobretodo, si te hace sentir que eres la persona más importante de vuestro pequeño, y amado, mundo.

By | 2017-05-15T11:23:22+00:00 mayo 15th, 2017|Categories: LGTB|Tags: , , , , |0 Comments

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Cerrar